martes, 28 de octubre de 2014

Tafí Viejo, el camino

En los albores del Siglo XX Tafí viejo tenía sólo dos calles principales: del Perú y de la estación, que años más tarde pasaría a llamarse Leandro N. Alem y que unía la estación de trenes y la Perú. La llegada del tren en 1882 no había perturbado demasiado la fisonomía del paraje dominado por fincas de naranjas, mandarinas, tabaco, chirimoyas y caquis, con un caserio y un par de escuelas amontonados a la vera de la calle del Perú. El primitivo despliegue urbano no era casual, la calle Perú conservaba su gloria de antaño: venía de formar parte de la poderosa red vial Camino del Inca. Tras la conquista del Imperio Incaico en 1480, la zona que hoy conocemos como el norte argentino, pasó a llamarse Kollasuyu, y los Incas desplegaron aquí su organización política y administrativa que se basaba en un colosal sistema de comunicación en el que se aseguraba el transporte y la comunicación por todo el imperio. Se trataba de una red troncal con varios caminos secundarios transversales asistidos con tambos: lugares de aprovisionamiento y descanso, pukarás (guarniciones militares) y chaskiswasis, el correo imperial. Luego de la conquista española, el camino mantuvo su relevancia esencial como conector económico, social y cultural entre el Alto Perú, Potosí, Tucumán, Córdoba y el Virreinato del Río de la Plata, desplegándose también sobre el norte de Chile y la Amazonia. Para ese entonces la llama había sido ya reemplazada por el caballo, y en Tucumán se fabricaban las herramientas más sofisticadas para transitarlo: los carruajes. Hay quienes sostienen que el discutido origen del nombre Tafí Viejo hay que buscarlo en ese rasgo identitario, remoto y decisivo, el camino. Es la senda más antigua y alternativa al descubierto inicialmente por el conquistador a través de los Valles Calchaquies para conectar con el Alto Perú. Se trataba de una traza que arrancaba en Santiago del Estero, pasando por la primitiva Ibatín y seguía al pie de la montaña hacia el norte surcando Tafí Viejo por la calle Perú y empalmaba con el camino que unía las localidades del Saladillo, Trancas, Tapia, La Ramada de Abajo... Ese fue el derrotero que recorrió el Ejército libertario conducido por el General Don José de San Martín para llegar a su remanso. El Viejo Camino Real del Perú, fue el que también utilizó el peruano realista Pío Tristán para ingresar a Tucumán por el norte con su ejército de 3.000 hombres y recibir de manos de Belgrano y de Bernabé Aráoz su golpe más duro e inesperado, un 24 de setiembre de 1812. Desde mediados del siglo pasado distintas instituciones taficeñas bregaron sin suerte ante la Comisión Vial para reconstruir el antiguo recorrido histórico del Camino Real por los senderos de Nueva Esperanza, donde hoy se pierde solitario entre las servidumbres de paso y la belleza del paisaje. Nuevas rutas alternativas, la llegada del Estado Nación y la posterior balcanización de los países latinoamericanos tupacamarizó el Camino del Inca y transformó la centralidad en periferia. Tucumán pasó de ser nodo central de conexión, a quedar a 1.300 kilómetros del puerto. Nunca más se fabricaron carruajes. El 12 de marzo de 1902 una decisión del entonces gobernador Lucas Córdoba transformó para siempre el bucólico ambiente del antiguo paraje, ese día se inició la construcción de los Talleres Ferroviarios de Tafí Viejo. Antes, un abogado taficeño que fuera gobernador en el interregno de los dos gobiernos de Lucas Córdoba, Próspero Mena, había conseguido en donación 22 hectáreas para cambiar el destino inicial programado en Villa Muñecas, por su emplazamiento en Tafí Viejo. La decisión de financiarlo fue de la Nación, del presidente tucumano Julio Argentino Roca. La llegada a Tucumán en 1876 del Ferrocarril Central Norte, es decir del tramo de vía ferroviaria que conectaba Córdoba con Tucumán, hacía necesario el mantenimiento del sistema que venía haciéndose en talleres alquilados. Pero fue también la visión transformadora de la Generación del 80 que impulsó la estatización del sistema ferroviario y su expansión hacia las fronteras con Bolivia y Chile. Tucumán venía de su primera gran crisis de sobreproducción azucarera, cerraban 7 ingenios y la provincia controlaba casi el 90 por ciento de la producción de azúcar del país. Comenzaban a debatirse las primeras leyes de protección de la actividad azucarera. En contraste, en Tafí Viejo se erigía una potente industria metalmecánica que hasta 1912 edificaría 30.000 metros cuadrados de talleres y que evolucionaría en 1954 a la friolera de 100.000 metros, transformándose entonces en los talleres ferroviarios más importantes y sofisticados de Latinoamérica. Retomaba Tafí Viejo así a sus orígenes, a su centralidad histórica en el Camino del Inca, jalonando desde los Talleres Ferroviarios la asistencia técnica y la producción de material rodante para conectar el norte argentino con el puerto, con Bolivia, Chile y Brasil. La locomotora a vapor era la tecnología superadora a los carruajes, que había evolucionado a las llamas en su tránsito por los caminos del Inca. La historia reciente de la ciudad que albergaría a los trabajadores de los Talleres se cuenta en simultáneo. En 1900 una ley provincial expropió 100 hectareas entre la línea del Ferrocarril Central Norte por el naciente y el Camino del Perú por el poniente, al norte por la Calle de la Estación y al sur la última calle que corta al Camino del Perú y que luego se llamaría Roca. El predio sería conocido como Villa Mitre y dividido en lotes de una hectárea, formando calles de 25 metros de ancho y dejando lugar para una plaza de una hectárea. La norma contempla las condiciones del remate y obliga a forestar los predios a los compradores. El 25 de octubre de 1904, dos años después de iniciada la construcción de los Talleres, el gobernador Lucas Córdoba crea la Estación Veraniega Villa Mitre, instituye sus límites geográficos y designa la Comisión de Higiene y Fomento (el estadío previo de organización colectiva que hoy es el municipio) integrada por Lucas Zavaleta, Faustino Velloso y Paulino Rodríguez Marquina. Este último (el padre fundador de los nuevos colonos) era un inquieto y prestigioso intelectual gallego vinculado a la elite cañera, que escribió libros que aún hoy siguen siendo materia de estudio científico, como La mortalidad infantil en Tucumán, 1899. Sus restos descansan en la puerta de ingreso a la iglesia Inmaculada Concepción, materializando su gesta pionera. En la flamante Villa Mitre las familias precursoras del nuevo emprendimiento veraniego rápidamente delimitaron sus terrenos, construyeron sus jardines y chalets en lugares centrales de los gigantescos lotes inspirados en su destino turístico. Esa arquitectura urbana duró muy poco. Hacia 1908 los 1.150 hombres que trabajaban en los Talleres Ferroviarios y que vivían en la Capital, comenzaron a presionar por la tierra y los inmensos lotes se fraccionaron hasta adquirir Tafí Viejo el aspecto de una ciudad industrial. Ordenada al compás de la sirena, la urbanización también avanzaba hacia el este. En 1912 la empresa Jolur y Fischer iniciaba a pedido del gobierno Nacional la construcción de un casco urbano de 117 casas de blocks de cemento en cuatro tipos, al este del murallón de circunvalación de los Talleres que se llamaría Villa Obrera. Fue así como la ciudad se fue tejiendo de inmigrantes de todas las latitudes que venían en busca de trabajo genuino y calificado, algunos traían su oficio y otros lo aprendieron al rigor de una industria que marcaba la vanguardia tecnológica en la locomoción a vapor. En su época de mayor esplendor, por mes de trabajo los Talleres llegaron a reparar 30 locomotoras, a construir 30 coches de pasajeros, 200 vagones de carga y 280.000 kilos de repuestos con una dotación de 4.000 trabajadores. Un hito que exigía conocimientos en soldaduras, tornería, carpintería de madera y metálica, hojalatería, cerrajería, mecánica, modelismo, relojería, pinturería, tapicería, remaches, en manejo de máquinas fresadoras, en fundición y otras tantos oficios. El Tren Presidencial y el Tren Alma se hicieron en los Talleres desde sus inicios siguiendo los más altos niveles de estado del arte al momento de su construcción. Fueron esos trabajadores los que poblaron las calles de la nueva ciudad de decenas de clubes, de bibliotecas, de asociaciones, de mutualidades, de Cajas, de gremios, de sindicatos, de cooperativas, de música y poesía y que terminaron entrelanzando una potente y solidaria sociedad civil que se hará sentir con el transcurso de los años a través de sus fuerzas vivas. A mediados del siglo pasado, el pase tecnológico de la locomotora a vapor por la locomotora diesel dejó obsoleta buena parte de los Talleres. Al sacudón se le sumó una visión de país que optó por privilegiar el desarrollo de la industria automotriz y el consumo de petróleo. Los Talleres fueron cerrados en 1980, reabiertos en 1984, cerrados nuevamente en 1996 y reabiertos finalmente en setiembre de 2003 por Néstor Kirchner y por gestión de las fuerzas vivas de Tafí Viejo. Ambas reaperturas no fueron acompañadas de una política de transporte integral que impulse la actividad. Con la Sidetec, el Conicet Tucumán, el Inti, el Belgrano Cargas y la Facultad de Exactas de la UNT venimos promoviendo la radicación de un laboratorio de metalmecánica del Conicet en el predio de los Talleres, el único en su serie en el Norte, y articular con un polo las herramientas científicas que ya tenemos instaladas en la provincia para atender la creciente demanda de conocimiento del sector metalmecánico. La existencia de los Talleres Ferroviarios es accesoria de una política de transporte que ponga nuevamente a los ferrocarriles como herramienta de comunicación central en el desarrollo productivo y social del país y de la región. Es una necesaria compensación a las tremendas desigualdades que aún persisten entre la periferia y el centro de nuestro país. Argentina no puede privarse del medio público de transporte más económico, ecológico, práctico y seguro del mundo moderno, que además es necesario para sortear las extensas dimensiones geográficas del país. Tafí viejo ya no es sólo un pueblo, con los Talleres Ferroviarios de mojón, es una idea, un camino Inca que señala que aún tenemos la oportunidad de volver a conectar con nuestro histórico destino latinoamericano. El informe que acompaña este trabajo apunta a poner en valor la historia de los Talleres, a rescatar su mirada estratégica y el potencial simbólico que alberga. El texto sobre la historia de Tafí Viejo y de los Talleres Ferroviarios lo escribí para editorializar un trabajo de la Cátedra de Historia de la Facultad de Arquitectura, que hizo una crónica sobre la edificación de los Talleres, sus estilos y avatares. El estudio de los arquitectos fue financiado por un Pfip, un programa que administra el Consejo Federal de Ciencia y Técnica de la Nación. Será editado y divulgado por la Sidetec a fin de año.

Retomando

Hola a todos! Cuatro años después del último posteo, como muchos de los que nos fuimos de la blogosfera decidí comunicarme únicamente a través de Facebook o de Tuiter. Lo hice siguiendo una tendencia que parecía lógica y práctica. Hoy me encuentro con amigos que se siguen resistiendo a comunicarse por las redes sociales, que reciben mails y hurgan en los blogs y portales. Por ellos, y por tantos otros amigos que conocí a través de este espacio compartiendo pasiones y visiones, es que estamos de nuevo por aquí.

viernes, 29 de octubre de 2010

Néstor

















Es mediodía del viernes y la televisión sigue sacudiendo con su derrotero infinito de dolor. Dos días de insoportable congoja popular, ha muerto Néstor Kirchner. El arquitecto de la nueva Argentina.

Los que no querían ver, los que no querían oir, los tibios, los cínicos, los hipócritas de siempre, ven caer ante sus ojos sus artificios.

Hoy los cultores del desánimo, las tapas de Clarín, las columnas de los Van der Kooy, los Morales Solá y de otros tantos que como ellos operan a diario a favor de los grandes intereses económicos, ceden ante la contundencia del afecto. La emotiva despedida, la pasión, revela en ellos un dato inquietante: la estrecha ligazón que maceró Kirchner con los sectores populares, con el pueblo. Sus luchas no fueron inútiles, ni tampoco se agotan con su muerte. Es la lucha de un pueblo que referenció en él sus consignas y ante cada batalla, fue incorporando a su existencia la experiencia inédita de que la política sí puede cambiar las cosas, y para bien.

Es la robustez de la coherencia la que aflora con su muerte, que la embellece: su nombre será de ahora en más símbolo de pasión, de entrega, de lucha y de compromiso. Demostró que lo que dijo al asumir era posible: no abandonar los principios en la puerta de la Casa Rosada.

La Gran Batalla Cultural

Asumió sin Estado, sin dinero, sin poder político. Con la población abatida, desmoralizada, con millones de desempleados y hogares destrozados por la falta de trabajo. Casi nadie lo conocía, muy pocos podían pronunciar su nombre correctamente.

Cuando llegó el desempleo orillaba el 24%. La pobreza galopante afectaba a más de la mitad de los argentinos, al 54%. Se fue del gobierno con 8,7% de desocupación, un 26% de pobreza y un 8,7% de indigencia, expresión piadosa para denominar a los miserables, que en el 2003 llegaba al 27 por ciento de los argentinos.

Ordenó la deuda externa, nos desendeudó y liberó del control imperial del FMI. Con los presidentes de la región consolidó una política exterior de unidad sudamericana y de clara independencia de los Estados Unidos. Dijo "Alca, alcarajo" y se jugó a fondo en la conferencia de Mar del Plata donde enterró para siempre el programa de libre comercio nortamericano. Una vez más mostró su decisión, su audacia, y nos mostró los límites de lo posible.

Se sacudió de entrada a la Corte Suprema de Justicia de la mayoría automática y nos legó una Corte independiente, altamente calificada y prestigiosa.

Derogó las leyes de flexibilización laboral, reestableció las paritarias y laudó a favor a los trabajadores recomponiendo los salarios. Fijó altas retenciones a las exportaciones a la soja y al petróleo. Se negó a aumentar los servicios públicos y también se negó a reprimir la protesta social, estableciendo un extraordinario precedente para el Estado argentino, de no asociar a la violencia nunca más con la política.

El crecimiento vertiginoso a tasas chinas promovió el consumo, democratizándolo, haciendo que llegue a los sectores donde nunca antes había llegado. Universalizó la jubilación y la mejoró sensiblemente.

Apoyó la lucha de los organismos de derechos humanos y la transformó en bandera nacional, cuando la sociedad aún aturdida no comprendía la dimensión de aquel gesto de autoridad. "Proceda", ordenó. Y luego Bendini, retirando el cuadro de Videla del Colegio Militar, en una imagen que surcó para siempre a la historia argentina. Castigó de esa forma, con rigor y consistencia, a los impusieron por el terror su modelo de saqueo, pobreza y desnacionalización.

Todo esto lo hizo a contrapelo de las más empinadas plumas de los diarios, de la opinión de los economistas más especializados y de los políticos más experimentados. Del establishment. De ese lugar al que no pertenecía y al que tampoco le interesó nunca pertenecer.

Identificó y rescató como nadie, las demandas de su tiempo, de nuestra generación. De los que queremos un país más justo, con mejor distribución de la riqueza, más plural, con medios desmonopolizados y democratizados, de los que queremos un país sin impunidad. Ese rescate histórico será muy difícil de torcer en las próximas elecciones, al menos para la derecha reaccionaria que seguirá azuzando desde sus lugares comunes, lúgubres, y ahora más expuestos que nunca.

La acción de Néstor Kirchner se encaramela a la más noble tradición política argentina, y esta destinada a quedar en el recuerdo eterno que le reserva el pueblo argentino a sus líderes populares.

Su legado lo sobrevivirá y reactualizará siempre la trifulca política.

Hoy la responsabilidad de sostener sus banderas está en cabeza de Cristina, su compañera de toda la vida. Y como sabemos todos después de este dramático desenlace, no está sola.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Taller de Bioenergía e Industria
















La bioenergía es la energía que se logra a partir de la materia orgánica, generalmente de desechos industriales. En Tucumán se expresa a través de la producción de biocombustibles (la provincia es el principal productor del país de etanol), el biogas y la biomasa, tecnologías que también ya se utilizan con éxito en nuestros ingenios y citrícolas. Dentro del amplio abanico de las energías renovables, hemos querido desde la Sidetec con el Ministerio de Ciencia de la Nación soló concentrarnos en estas tres para el Taller de Biotecnología que comienza mañana, a las 9 en el Centro Cultural Eugenio Flavio Virla.
A nivel global, el desarrollo agrícola, la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la seguridad energética impulsan a diversificar la matriz energética hacia soluciones más económicas y menos contaminantes como la Bioenergía.
A nivel local, el buen desarrollo que adquirieron estas tres tecnologías (los biocombustibles, el biogas y la biomasa) en los últimos años, la necesidad de transmitir esas experiencias locales, de establecer nuevas redes sociales y de escuchar otras voces nos convocará a reflexionar el asunto a partir de mañana.
Ana Pereyra, de la dirección de planificación del Ministerio de Ciencia y Técnica de la Nación abrirá el ciclo de charlas informando sobre las nuevas líneas de financiamiento del Ministerio para Bionergia, los Fondos Sectoriales, Fonarsec.
Después podremos escuchar al profesor Octavio Valsechi sobre la utilización energética de la biomasa. Valsechi es doctor en Ciencias Biológicas y profesor de la Universidad Federal de San Carlos, en Brasil. Para ubicar la escala, sólo en Sao Pablo hay casi 6 millones de hectáreas cultivadas de caña, 300 ingenios y décadas de experiencia en la generación de bioenergía en ingenios. Nuestra provincia explota 200.000 hectáreas en 15 ingenios.
Luego expondrá el doctor Faustino Siñeriz, factotum del Proimi y actualmente vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del Conicet, sobre el biogas como parte de la matriz energética argentina.
Vamos a escuchar también sobre la experiencia de Gasificación de biomasa en la India, una tecnología muy difundida en la India y China que llega a la Argentina de la mano del Inti, en el relato de Aldo de Felice, el responsable del departamento Ingeniería del Inti. Tendremos luego una mesa de biogas.
María Laura Pisarello, del Instituto de Investigaciones en Catalisis y Petroquímica de la Universidad Nacional del Litoral nos hablará de la producción de Biodisel. Pisarello integrará una mesa sobre biodisel que coordinará el investigador repatriado Javier Fernández Velazco, que también disertará sobre "Microalgas para Biocombustibles, una investigación para la Argetina sustentable".
Gerónimo Cárdenas, que es el coordinador del programa de biocombustibles del gobierno provincial nos hablará sobre el "Estado productivo actual y posibilidades de desarrollo del Bioetanol".
Otro tucumano, el doctor ingeniero Jorge Perera nos ilustrará sobre su "Proyecto de procesamiento de vinaza. Jorge es el subsecretario de Asuntos Técnicos del Ministerio de Gobierno de la provincia
Vamos a tener también a Jorge Antonio Hilbert, el coordinador del Programa Nacional de Bioenergia del Inta dandonos precisiones sobre el programa nacional. Para terminar, Alfredo Motalban, junto a empresarios del sector darán un taller sobre MDL (Mecanismo de Desarrollo Limpio), que es el procedimiento para obtener los bonos de carbono. Bonos que se certifican al tratar los efluentes de los ingenios y citrícolas con biotecnología.
Los tucumanos somos herederos de una larga tradición en biotecnología. La mayoría de los Centros Científico Tecnológicos del Conicet se enfocaron en su temática, la valiosa experiencia de 101 años de la Estación Experimental Obispo Colombres y el aporte académico de cuatro universidades nacionales ayudaron a consolidar el conocimiento. La oferta local de científicos y de desarrollos científicos tecnológicos está a la altura del desafío de la industria, que está comenzando a transformarse como no lo hacía desde hace décadas. Los protagonistas de esta transformación estarán mañana para contarnos sobre estos cambios y sobre lo que se viene.


http://www.wikio.es

miércoles, 12 de mayo de 2010

Industria del Software y experiencias digitales en Tucumán

"En una economía cada vez más dominada por los servicios tecnológicos, no es posible realizar una prospectiva en el área de Tecnologías de la Información y la Comunicación (Tic) sin considerar la formación de capital humano como una de las áreas estratégicas. El capital humano es uno de los factores de producción claves en la economía del conocimiento en general y en la industria Tic en particular". Así reza el Libro Blanco de la Prospectiva Tic (Proyecto 2020), que será usado a partir de mañana como herramienta de reflexión en la 4ª edición del Foro Nacional de Experiencias Tic, que arranca aquí en Tucumán con un inesperado impulso para la industria. Días atrás, el ministro de Educación de la Nación Alberto Sileoni encabezó en la provincia el acto de entrega de las primeras 3.000 computadoras portátiles para los estudiantes de las escuelas técnicas argentinas. Una contundente medida del gobierno nacional que busca universalizar el acceso al conocimiento a través de Internet, una de las principales recomendaciones del documento en el que participaron más de 150 actores relevantes de la industria y la comunidad Tic, que buscaron identificar las tecnologías, las áreas de aplicación y de negocios que deberían impulsarse prioritariamente en la Argentina. El encuentro busca relatar las experiencias de desarrollo de la industria del Software y los Servicios Informáticos en Argentina y participarán empresarios del sector de todos los polos y clusters tecnológicos del país.
La jornada comienza a las 9 en los salones de la Federación Económica de Tucumán, voy a estar allí en representación de la Sidetec invitado por el Cluster Tucumán Technology. Les dejo el programa de radio de Gerardo Fernández, en Radio Cooperativa, donde hablamos la semana pasada sobre la llegada de las notebook a Tucumán y el vínculo del Libro Blanco.









Libro Blanco de la Prospectiva Tic.


http://www.wikio.es

sábado, 10 de abril de 2010

La rebelión blanca

Vientos de cambios comienzan a soplar en el país. El humor social está migrando. La comunicación hegemónica está siendo lenta, pero inexorablemente desplazada del centro. Anoche en 34 ciudades argentinas se realizaron masivos actos de apoyo a la nueva ley de Medios. El discurso hegemónico del diario Clarin y de sus satélites regionales no registró la acción, tampoco cronicó hoy lo sucedido ayer, salvo la mención a una congestión de tránsito en torno al Obelisco porteño. La acción política de anoche tiene dos precedentes inmediatos, la autoconvocatoria de 678 del 12 de marzo a plaza de Mayo y la mateada Nacional y Popular 16 días después en al menos 30 plazas del interior del país. Todas estas acciones tienen dos puntos en común, se trata de sectores de clase media que salen a defender las medidas populares del gobierno y son impulsadas desde nuevas herramientas de comunicación como son los blogs, Facebook y Twitter. Internet vino a conectar con mucha fuerza a miles de personas que hasta hace un par de años atrás sólo tenían medios tradicionales para informarse. En las redes sociales la gente no sólo encontró fuentes alternativas de información, sino también interacción. En Facebook el ciudadano recibe información de muchas fuentes y también produce y distribuye contenidos, invita a sus amigos a reuniones sociales y políticas. Asume compromisos. La herramienta hace además que la sociedad comience a mirar a los medios como empresas que se mueven por intereses bien concretos, y a los periodistas como escribas que reportan, como cualquier asalariado, a sus patronales. "El mayor desafío para la cadena de noticias CNN no son las otras cadenas que transmiten las 24 horas, sino las redes sociales como Facebook o Twitter", decía nada menos que su presidente Jon Klein, en un encuentro de medios hace unos días.
El 5 de marzo se inició en Facebook un pretencioso grupo que se llama "Esta tostada va a tener más fans que TN (Todo Noticias)". En días el grupo juntó 22.000 fans, frente 36.000 de TN, y siguen sumando. Quien también sigue sumando es el grupo 678, que con 135.000 fans es uno de los más activos políticamente.
Pero el día de ayer fue de verdad negro para la hegemonía mediática. La Cámara de Casación penal priorizó el derecho a la identidad de los hijos de Ernestina de Noble, y ordenó al juez Bergesio que contraste los ADN de sus hijos adoptivos con todo el Banco Nacional de Datos Genéticos, no como pretendía Ernestina Herrera de hacerlo sólo con las dos familias querellantes. Si las muestras de histocompatibilidad con el Banco Nacional de Datos Genéticos dan como resultado que Marcela y Felipe Noble Herrera son hijos de desaparecidos, el juez Bergesio deberá tomarle declaración indagatoria por sustracción de niños y supresión de identidad, un delito no excarcelable. Hasta ahora, lo que está probado es que los expedientes de adopción fueron burdamente adulterados. ¿Cómo editorializar desde allí?

http://www.wikio.es

sábado, 13 de marzo de 2010

678 y la fuerza de las ideas

Por su originalidad, el hecho en sí mismo es una noticia que merecía aparecer reflejada en los medios de todo el país: una autoconvocatoria de gente hecha vía facebook reunió ayer a una multitud en plaza de Mayo. Pero el histórico hecho, fue ninguneado abiertamente por la prensa. Lo que sucede es que los autoconvocados se reunieron para apoyar al gobierno, y estas sí que no son noticias para el monopolio mediático que impone su discurso caótico y dramático al país. El programa 678 de Diego Gvirtz patió ayer el tablero. Hace meses que hizo base en Facebook, la red social más popular en la Argentina y ya reunió a más de 70.000 fans. Desde allí se disparó ayer la primera autonconvocatoria que utiliza al programa de tele 678 como articulador colectivo de ideas y a Facebook como herramienta de comunicación horizontal que les permite a los televidentes debatir esas ideas y organizar acciones concretas, como la marcha de ayer, una primera y expresiva demostración de fuerza, un hecho inédito en la política argentina. "678 está expresando un punto de vista que está absolutamente proscripto de los medios de prensa" decía Sandra Russo ayer, mezclada en la multidud.




http://www.wikio.es

domingo, 14 de febrero de 2010

Clarin y la blogósfera

Hoy el diario de mayor circulación del país, pone su toque de atención para la solución argentina de los problemas argentinos, en la militancia política en Internet. Me adjudica un protagonismo excesivo en la actualidad de la blogósfera peronista. Hay cientos de blogs que enriquecen a diario este espacio con sus opiniones, matizadas con ingenio y los recursos de la tecnología digital: videos y audios. Detrás de esos blogs hay gente común, comunicadores de a pie. No conozco a nadie al que se le pague para que escriba bien del gobierno en un blog. Conozco sí muchos estudiantes, profesores, comerciantes, empleados públicos, ingenieros, encuestadores que escriben hasta varias veces al día noticias y reflexiones en sus blogs y que apoyan al gobierno. Como diría Mendieta: "No existen los cibermilitantes, hay militantes políticos que usan Internet como herramienta de comunicación". Leo a Lucas Carrasco, a Artemio López, a Diego F., a Derek, a Gerardo Fernández, al Burgués Asustado, a Ricardo, a Aldo Jarma, al Ingeniero, a Franco Vitali, la Barbarie, Arte y Política, al Nerd Progre, conurbanos, a Nicolás Tereschuk, al emo peronista, a Seba, a Horacio Elsinger, entre tantos otros. Seguro encuentro entre ellos una reflexión que me ayuda a entender mucho mejor la realidad de tal como la presenta el discurso dominante. Ellos son los costureros de la blogósfera, una inmensa red de deliberación y reflexión que antes no existía, y también uno de los pocos que cuenta una historia diferente al que relata todo el tiempo el monopolio de los medios. No leí jamás entre sus líneas incitación a violencia alguna, si veo sin embargo esas expresiones en contra del gobierno de manera permanente, tanto en los grupos de facebook, como en los comentarios de los lectores al pie de la información de los principales diarios, que son regulados por los mismos medios y que por su nivel de intolerancia, no deberían haber sido publicados.
Como dice Marisol, la realidad de la blogósfera es distinta al relato lineal de la nota de hoy de Clarín: "la comunicación es un todo complejo en donde no hay ese feedback único que unifica la totalidad de los discursos". Y eso está bueno.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Innovación tucumana

Página 12 de hoy publica un extenso diálogo que tuve con Ignacio Jawtuschenko y Leonardo Moledo sobre el estado de la cuestión tecnológica en Tucumán. En la charla comento varios temas que ya fuero tratados en el blog. Lo comparto:

El hipotético jinete cabalgó hasta Tucumán y allí se enteró de que hay un paisaje muy diferente del que imaginaba, poblado de caña de azúcar y nada más. Hay bioetanol, hay soja, hay limón. Y aunque el limón es agrio, no lo es para el progreso.

–¿Cuáles son las principales acciones en Tucumán en innovación tecnológica?

–Tucumán tiene toda una historia de desarrollo tecnológico. Desde hace 200 años está instalada aquí la primera industria pesada del país, la industria azucarera. Ya a partir de ese momento muchas de las cuestiones vinculadas con el conocimiento recibieron un fuerte estímulo. Hace cien años que opera la Estación Experimental Obispo Colombres, uno de los baluartes más importantes que hay en el país en lo que se refiere a la experiencia científico-tecnológica tanto en la vinculación de conocimiento con producción como también en su modelo de gestión. A esto se le sumaron en los años ’70 los primeros centros científicos tecnológicos del Conicet. Tucumán siempre ha tenido una burguesía preocupada por el progreso, lo cual no quiere decir que sea progresista. Tiene un enclave conservador muy importante. Piense que el gobierno de Bussi fue elegido democráticamente.

Seguir Leyendo...


–La dictadura acá dejó marcas importantes de persecución y muerte.

–Probablemente las secuelas más notables.

–¿Y cómo se inyecta innovación en una sociedad cruzada por contradicciones y en un contexto tan distinto del de hace 200 años?

–Asumiendo desafíos. Uno de los más importantes que tiene la industria tucumana en términos tecnológicos es la generación de biocombustibles. Tucumán tiene hoy una gran oportunidad. A partir del año pasado se ha puesto en vigencia la ley 26.093 de biocombustibles, con la cual se introduce la obligatoriedad de un 5 por ciento de biocombustibles dentro de la matriz de las naftas.

–¿Y tienen alguna experiencia en esto?

–Hay una larga tradición. Ya en 1922, la Estación Experimental Obispo Colombres informaba sobre la posibilidad del utilizar el alcohol como combustible. En 1979 se lanzó desde la Estación Experimental el Plan Alconafta y en 1981 comenzó en Tucumán su venta masiva. Llevaba un corte del 12 por ciento de alcohol etílico. Al programa se sumaron inicialmente Salta y Jujuy y para 1987 llegaron a integrarse al programa doce provincias.

–¿Y después qué pasó?

–La capacidad de la industria y los cañaverales eran suficientes para cubrir la demanda, pero la falta de políticas de estímulo a la actividad y el recupero del precio internacional del azúcar hicieron que el Plan Alconafta se diluyera.

–Respecto de los residuos que generan estas industrias, ¿cuál es la política en Tucumán?

–Por cada litro de etanol que nosotros producimos estamos tirando al río 13 litros de vinaza. La vinaza es un residuo, que no es tóxico pero es altamente contaminante para los ecosistemas fluviales. Ya se ha bajado el nivel de impacto en un 80 por ciento de la contaminación proveniente de los matarifes y líquidos cloacales, pero no todavía en lo que se refiere al tratamiento de la vinaza. La solución desde el punto de vista tecnológico para resolver este problema es la instalación de biodigestores anaeróbicos.

–Biotecnología en acción...

–Sí. Pero le cuento más. En diciembre del 2008, una citrícola ante la demanda de los vecinos de la ciudad de Tafi Viejo, porque no soportaba la hediondez que la fábrica generaba año tras año en la zona, decide hacer una demanda ante la Secretaría de Medioambiente mediante una acción directa y corta la ruta. Acorralada por esta situación, la empresa envía dos gerentes técnicos a recorrer Europa y Chile para adquirir la tecnología para el tratamiento de efluentes orgánicos para la industria. Finalmente se deciden a hacerlo con la Universidad de Valparaíso, que cuenta con un complejo desarrollo en biodigestores. Pero lo curioso es que había sido transferida hace 15 años por el Proimi, el laboratorio tucumano del Conicet que en ese entonces estaba piloteado por Faustino Siñeriz, actual vicepresidente del Conicet.

–Buena parte de los empresarios no deben tener la más remota idea de que en el ambiente científico-técnico tucumano hay especialistas que puedan ayudar a solucionar un problema como ése.

–Había absoluto desconocimiento. Como consecuencia de ello contactamos a Faustino Siñeris y el equipo de Proimi (Planta Piloto de Procesos Industriales Microbiológicos) y comenzamos activar esa tecnología, que en Tucumán llevaba 20 años dormida. Hay un despertar en esto: nuestra provincia está desarrollando una planta piloto. Además creo que esta tecnología empalma ahora con una madurez social; la sociedad reclama por sus derechos medioambientales y los ingenios tienen que invertir. El holandés Wiebe Bijker, uno de los fundadores de la nueva sociología de la tecnología, diría que “la tecnología tiene que encajar en la sociedad”. La conciencia social respecto del daño ambiental ha venido creciendo progresivamente en estos últimos años, fruto de la mayor y mejor información de los alcances del daño, como también de la consagración de nuevos derechos.

–Hablemos del despertar de la vinculación científico-tecnológica, innovativa, la vinculación entre el sector productivo y el sector del conocimiento aquí en Tucumán.

–Hay hasta acá un serio déficit en lo que se refiere al conocimiento de lo que se hace en los laboratorios vinculados con el Conicet. Eso no ocurre con la Estación Experimental, que viene ya empalmado en una historia de tradición política, institucional con la producción. Cada rama de la actividad industrial está representada en el directorio que lo que hace es bajar la línea sobre qué línea de investigación tiene que seguir adelante la estación, a partir de una demanda concreta del sector productivo. Hoy en día el nivel de tecnificación que tiene la agroindustria en Tucumán está a la vanguardia en cada uno de los rubros. La citricultura de Tucumán y su paquete tecnológico son de nivel mundial, también las frutillas y la caña de azúcar, la más emblemática de nuestros cultivos.

–Claro, me imaginaba que no todo serían cañaverales.

–Hoy ya desde el punto de vista del producto bruto la caña de azúcar no representa lo que representan otras actividades más intensivas, como el arándano, que demanda mucha mano de obra. Hay cultivos importantes, como la soja, que tiene 220 mil hectáreas, frente a 190 mil de la caña de azúcar. Pero por otra parte hay 45 mil hectáreas de limón, que por cada 100 hectáreas ocupan a 300 personas, mientras que por cada 1000 hectáreas de soja hay 3 empleos. Ahí se puede ver cómo el producto bruto de cada actividad por su paquete tecnológico tiene un impacto decisivo.

–¿Qué ejemplo me puede dar de paquete tecnológico y producción agrícola?

–La producción del limón. Es de las actividades más importantes de los últimos 50 años. La historia de la citricultura está directamente ligada con las investigaciones desarrolladas en la Estación Experimental, que desde su fundación hace 100 años tuvo un rigor profesional muy elevado en términos del reclutamiento de su personal. Como resultado de años de apoyo a los productores, la Estación Experimental ha armado el paquete tecnológico que está disponible para cualquier persona que quiera invertir hoy en citricultura en Tucumán.

–Me queda claro que trabajan fuerte con el sector productivo y a nivel social. ¿Realizaron alguna experiencia de innovación?

–El Yogurito, el yogur con bacterias lácticas desarrollado por el Cerela, es un excelente ejemplo de transferencia tecnológica con función social. Fue ganador del concurso nacional “Innovar”. El Yogurito se distribuye en reemplazo de la copa de leche en las escuelas tucumanas desde hace dos años a cien mil chicos por día, en un esfuerzo del Estado provincial y el Conicet.

http://www.wikio.es

martes, 26 de enero de 2010

Cobos, borroso en la foto



A pesar del cotidiano y esmerado esfuerzo que ponen los medios tradicionales de prensa en realzar la figura de Julio Cobos, al viceopositor no le va tan bien.

Según una encuesta de Management & Fit su imagen positiva viene en picada: cayó 12 puntos, desde aquel el 17 de julio de 2008, cuando tocó el cielo con las manos con su dubitativo voto no positivo. En el mismo período, su imagen negativa creció un 10 por ciento.

Políticamente, hasta aquí no logró avanzar nada en la construcción de un espacio por fuera del radicalismo: Elisa Carrio y Hermes Binner se alejan indefectiblemente.

Es más, el propio radicalismo que lo recibió de nuevo a pesar de haberlo expulsado de por vida por acompañar a Cristina Fernández de Kirchner en la fórmula, también le retacea su apoyo. Es bueno recordar a estas alturas que el radicalismo enfrentó en esas mismas elecciones al Frente Para la Victoria con Roberto Lavagna, el ex ministro (peronista) de Néstor Kirchner.

Artemio López agrega aún mayor complejidad al panorama político y hace el siguiente cálculo: el espacio que representan el Lole Reutemann, Felipe Solá, de Narváez y Sergio Massa por la centro-derecha, proyectan no menos del 25% nacional, Néstor Kirchner consolidará al menos el 80% de los 33 puntos de votos nacionales de junio pasado por centro-izquierda populista. Para Artemio, la otra centroizquierda (Hermes Binner, Pino Solanas, Luis Juez, Claudio Lozano y Martín Sabbatella junto a otros de perfil similar) sin demasiado esfuerzo pueden alcanzar coaligados el 20% de los votos nacionales y tener posibilidades ciertas de ganar un par de distritos importantes, como Santa Fe y Capital Federal, y presumir de buenas chances en Córdoba, tres distritos donde, hay que recordarlo, se reparten 28 de cada 100 votos nacionales positivos.

http://www.wikio.es

Related Posts with Thumbnails